Asociación Dominicana de Rehabilitación

                                               "Rehabilitación SOMOS TODOS" 

INÉS AIZPÚN

Rehabilitación le hacen falta unos milloncitos para terminar el año. (No es tanto... el equivalente al precio de 8 jeepetas más o menos). Hay que buscarlos antes de que se frene una de las instituciones que mejor funcionan.

Lo que empezó en una habitación es hoy una red de 29 centros en 27 filiales repartidas por todo el país. Su integración con las ARS privadas y Senasa demuestra que los servicios que presta, hoy por hoy, son insustituibles para el sistema de salud. Más de un millón de servicios desde hace seis años han entrado por esta vía. Sus pacientes, en una mayoría aplastante, no podrían acceder a la calidad de las terapias de otra manera por falta de recursos. Y además, con sus programas internacionales está formando profesionales de primera en las áreas que le atañen. No sólo terapia física, también conductual, de estimulación y educación temprana, psicología... Reinserción laboral y profesional como final deseable.

Todo tiene relación. Aplaudimos las campañas para denunciar la gravedad de los accidentes de tráfico probablemente sin pensar que esos accidentados llegan a la Asociación Dominicana de Rehabilitación a tratar de recomponerse y recuperar su vida. Son ya el 12% de los nuevos ingresos y los accidentados llegan cada vez con lesiones más graves.

Rehabilitación funciona bien, muy bien. Y de una manera muy transparente, con sus auditorías privadas y sus libros abiertos para los controles públicos. Teniendo en cuenta que se asignan fondos públicos a cualquier fundación fantasma... pidamos al gobierno que complete la asignación que se presupuestó para la ADR este año.

Nadie hace el trabajo que ellos hacen.

Link:http://www.diariolibre.com/opinion/am/jeepetas-accidentes-y-rehabilitacion-GK5590383